Formación


La formación como iniciación e introducción progresiva en la Congregación se fundamenta en la fidelidad al Evangelio, en la Espiritualidad Guadalupana Benedictina, es integral, gradual, en apertura y respeto a otras Iglesias, inculturada e intercongregacional, que busca responder a la realidad histórica. Dicha formación se desarrolla en una relación de servicios comunitarios.

De acuerdo a su proceso participan en experiencias con el pueblo pobre que enriquece con su fe y su cultura la decisión en su opción.


En la Congregación la formación está organizada en las siguientes etapas:


ASPIRANTADO

Es el tiempo para que la joven viva una experiencia comunitaria, acompañada por una hermana que le ayudará a profundizar su vida cristiana, a su crecimiento de madurez humana-afectiva, y discierna sus inquietudes vocacionales.



POSTULANTADO

Es el tiempo para discernir la autenticidad de su llamado a la vida religiosa, para fortalecer las relaciones humanas y afectivas en la comunidad, conocer el Carisma, la Espiritualidad y apostolados de la Congregación e irse identificando gradualmente con este estilo de vida para que su opción sea libre y consciente.



NOVICIADO

En esta etapa la novicia clarifica su vocación, experimenta nuestro género de vida y penetra con la mente y el corazón nuestra espiritualidad, se le impulsa a una fuerte experiencia de Dios, conocimiento de la persona de Jesús y su misión para que libremente se comprometa en el proyecto del Reino.



JUNIORADO

Con la primera profesión se inicia el juniorado que culminará con la profesión perpetua, la Hna. Juniora se compromete a vivir los consejos evangélicos, vida comunitaria, Constituciones, consolida su formación religiosa como misionera guadalupana benedictina, aprende a unir más prácticamente la acción con la contemplación, ama el Carisma, se identifica y vive la espiritualidad, bebe de esta fuente que la capacita para la misión por el Reino de Dios.



FORMACIÓN PERMANENTE

Como Guadalupanas-Benedictinas reconocemos la vida comunitaria como centro de formación permanente, escuela del servicio divino donde crecemos en la fe, en profunda experiencia de Dios y diálogo con las Hermanas. Se promueve una constante formación humana, espiritual, teológica y profesional.






MISIONERAS GUADALUPANAS DE CRISTO REY, O. S. B.
Allende 37, Col. Rosas del Tepeyac. Del. Gustavo A. Madero
C. P. 07050 México, D. F. TEL: 0155 5577-02-62, Fax: 0155 5781-32-82
E-mail: benedicitnas@msn.com y secretaria_migube@yahoo.com.mx

Sitio desarrollado por D-virtual